Ver

Contenido Principal

OSCAR DIAZ, NUEVO PRESIDENTE DE LA MANCOMUNIDAD DE LA COMARCA DE OLIVENZA

OSCAR DIAZ, ALCALDE DE ALCONCHEL, NUEVO PRESIDENTE DE LA MANCOMUNIDAD DE LA COMARCA DE OLIVENZA

El alcalde socialista de Alconchel, Óscar Díaz Hernández, ha sido elegido presidente de la Mancomunidad Integral de la Comarca de Olivenza en el transcurso de la asamblea constitutiva que se celebró en la tarde de hoy en el Centro Integral de Desarrollo (CID) de Olivenza, donde tiene su sede. Díaz Hernández ha sustituido a la ex alcaldesa de Táliga, Inmaculada Bonilla Pinilla, convirtiéndose así en el primero de su localidad en presidir esta entidad.

En su órgano de gobierno para la legislatura 2015-2019 le acompañarán el alcalde de Higuera de Vargas, José Torvisco Soriano que ocupará la Vicepresidencia; Formarán parte también de la Junta Rectora los alcaldes socialistas de Almendral, José Antonio Arroyo Pardo, Fernando Trejo Carrasco (Torre de Miguel Sesmero), Manuel José González Andrade (Olivenza), Baldomero Jimeno Torres (Valverde de Leganés), Ramón Díaz Farías (Villanueva del Fresno) y los alcaldes populares Antonio Sierra Serrano (Cheles) y Alfonso Carlos Macías Gata (Barcarrota).

Oscar Díaz, de 38 años, revalidó la mayoría absoluta del PSOE en las últimas elecciones municipales y acaba de comenzar su segunda legislatura al frente del Ayuntamiento de Alconchel. Licenciado en Historia y arqueólogo, además de máster en Administración de Empresas, también fue Director de Relaciones Institucionales de la Sociedad Pública de Alquiler del Ministerio de la Vivienda (2005-2006) y responsable de ventas en GISVESA, sociedad pública dependiente de la Junta de Extremadura dedicada a la vivienda y al urbanismo. Entre sus objetivos ha destacado, "consolidar la Mancomunidad de Olivenza como una institución cercana a los vecinos y vecinas con una nueva estructura orgánica y de servicios que doten a todos los pueblos de las mismas oportunidades". Defensor del modelo de mancomunidades, aspira a “optimizar los servicios en nuestros pueblos y con ello reducir los problemas económicos en nuestros ayuntamientos, haciendo de la Mancomunidad una institución que se vea por el público como de utilidad y no otra administración más”.